La verdadera riqueza de un municipio reside en cada una de las personas que lo habita

Son muchos los movimientos sociales, los proyectos o las teorías que están contribuyendo a la formación de una nuevo enfoque sobre cómo hacer ciudad que va más allá de las instituciones públicas y del urbanismo como instancias centrales. Hacer ciudad ya no es, únicamente, un asunto de planificadores públicos o de urbanistas en sentido estricto, sino también, y en gran medida, un asunto que concierne a la ciudadanía que habita estas ciudades y municipios.

Impulsar la participación de todas las personas implica conocernos, construir confianza, descubrir los potenciales para desarrollar actividades y poner el conocimiento y las pasiones en favor del bienestar y la calidad de vida de la comunidad de la que formamos parte. Corresponde, entonces, desde la acción local escuchar, deliberar, liderar, tomar posiciones creativas/proactivas, construir socialmente e integrar la incertidumbre como un elemento a gestionar. Este es nuestro escenario y de donde parte Bherria, un proyecto que pretende reforzar esta idea y, además, recuperar estas claves a través de de la creación e impulso de proyectos, teniendo en cuenta las nuevas posibilidades de una nueva sociedad conectada.

Bherria es un proceso de innovación social pensado para aquellas personas con responsabilidad técnica y política, en la Administración local de Euskadi, que quieran contrastar nuevos sistemas y estrategias para impulsar una participación importante y voluntaria de la ciudadanía de su municipio.

Bherria propone un espacio para la reflexión, trabajo en red y profundización sobre ideas, sugerencias y experiencias que sirvan de inspiración para las personas que tomen parte en el programa. Al mismo tiempo, Bherria incluye un servicio de mentoring personalizado, con una de las personas facilitadoras del proceso, para el contraste y acompañamiento en el proyecto, iniciativa o acción desde la que cada participante quiera enfocar su aprendizaje.

Recuperar la iniciativa ciudadana, el voluntariado e invitar a la Administración Pública a administrar la energía y el saber que cada persona pueda aportar a su comunidad es el objetivo de Bherria.

Comenzamos ahora este viaje. Bienvenidos y bienvenidas. Seguiremos compartiendo, y reflexionando también, en este espacio.

José Alberto Vicente es el párroco de la parroquia de San Antonio en Etxebarri, miembro del Consejo Vasco del Voluntariado y uno de los impulsores del programa ‘Bherria. Ágora para una nueva ciudadanía’. Alberto dedica una parte importante de su actividad a la promoción y realización de todo tipo de acciones solidarias, especialmente las vinculadas al tiempo libre como instrumento educativo y de integración.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.