¿Cómo medir lo invisible? Evaluación de procesos de innovación ciudadana

Maje Reig y Pascual Pérez pertenecen a la red internacional Civicwise desde donde coordinan el proyecto Civímetro, una metodología para la evaluación de la innovación ciudadana. El próximo día 27 de octubre, de 9:30 a 11:00, tendremos la oportunidad de escucharles porque tenemos la suerte de contar con su participación como ponentes en la próxima sesión de Bherria Prestakuntza. A continuación, compartimos algunas reflexiones previas que nos envían Maje y Pascual para centrar el contenido de la sesión:

¿QUIERES APUNTARTE?

La evaluación se ha convertido en un aspecto cada vez más demandado en todos los ámbitos, especialmente desde la ciudadanía. Evaluar qué efecto tienen unas acciones determinadas nos ayuda a analizar en qué medida cumplimos nuestros objetivos. Esto cobra aún más importancia cuando se trata de iniciativas facilitadas o promovidas desde la Administración Pública donde la rendición de cuentas debería ser, no sólo necesaria, sino inevitable.

Sin embargo, actualmente, las evaluaciones tienen un marcado carácter resultadista que hace especial énfasis en los números absolutos. Una forma de análisis que, aunque pueda ser muy útil para determinados proyectos y sectores productivos, resulta insuficiente cuando hablamos de procesos de política pública cuyos objetivos se centran en la colaboración de las instituciones con la ciudadanía para abordar retos e inquietudes sociales.

Un ejemplo de este tipo de política pública son los “laboratorios ciudadanos”, espacios donde una persona o un colectivo propone trabajar sobre un problema específico en su barrio, y sus vecinas y vecinos pueden unirse para desarrollarlo de forma abierta y colaborativa. En definitiva, un lugar que ofrece los recursos para experimentar y colaborar en un entorno de aprendizaje compartido. A estas dinámicas de trabajo colaborativo situadas en los laboratorios ciudadanos las llamamos “innovación ciudadana”.

Pero, ¿cómo medir la gestión y eficiencia de estos recursos públicos en procesos experimentales, cuyo objetivo es generar un contexto abierto, inclusivo y deliberativo? Gran parte de la sociedad desconoce qué objetivos persiguen los procesos de innovación ciudadana, qué dinámicas promueven y qué impacto buscan generar. Es en este entorno de colaboración público-social la evaluación adquiere una especial relevancia para evitar que el desconocimiento se convierta en desconfianza hacia estos procesos.

Desde la red CivicWise llevamos años reflexionando y explorando en colectivo sobre la evaluación y la medición de impacto en procesos de innovación ciudadana; y esto ha dado como resultado el proyecto Civímetro –civimetro.org–, que presenta una guía para la evaluación de procesos de innovación social y ciudadana. Civímetro busca adaptarse a los condicionantes locales de las distintas iniciativas a evaluar, al tiempo que facilita que se puedan compartir aprendizajes a través de los resultados de la evaluación.

Durante la sesión de Bherria Prestakuntza,del próximo jueves 27 de octubre, pondremos en común inquietudes de las participantes y compartiremos nuestros propios aprendizajes a través del desarrollo de Civímetro y su implementación en proyectos de distinta escala como, por ejemplo,Medialab Prado(Madrid), Medialab Tabakalera(San Sebastián), Mestura Puerto(Fuerteventura) o las Comunidades de Aprendizaje y Práctica de BBK Kuna(Bilbao).

Exploraremos conjuntamente diferentes cuestiones que nos surgen al enfrentarnos a un proceso de evaluación:

¿Qué es evaluar? ¿Y medir? Valorar los resultados obtenidos para definir conclusiones que nos permitan detectar campos de mejora y extraer aprendizajes.

¿Por qué evaluar? Compartir una visión ayuda a incorporar a diferentes agentes a la evaluación y a que esta sea efectiva.

¿Cuándo es importante introducir la evaluación? Prever las acciones necesarias para sacarle el mayor provecho al proceso.

¿Qué recursos son necesarios? Adaptar la evaluación a nuestras condiciones materiales, técnicas y económicas, y no al revés, para que acompañe al proyecto y no lo sobrecargue.

¿Puede la evaluación ayudar en el diseño de programas y proyectos? Definir un plan de evaluación es una oportunidad para reflexionar, focalizar y redefinir nuestros esfuerzos para lograr unos objetivos.

¿Cómo medir lo invisible? La elección de una metodología de evaluación adaptada al proyecto es clave para detectar y mostrar la importancia de los resultados conseguidos, aunque estos sean intangibles.

En definitiva, veremos que la evaluación es mucho más que preguntarse “qué ha ido bien/mal en mi proceso”. Que sus implicaciones son mucho más profundas. Que se trata de un paradigma distinto desde el que afrontar y enriquecer el diseño de un proyecto. Y que si nos atrevemos, merecerá la pena”.

Desde Bherria agradecemos la participación en esta sesión a Maje Reig y Pascual Pérez. Maje, arquitecta de formación, se dedica a la ideación e implementación de proyectos urbanos, de innovación y participación ciudadana. Pascual, arquitecto y diseñador cívico, está especializado en la facilitación de procesos de diálogo que promuevan la cultura de la participación en la planificación, diseño y construcción de la ciudad y el territorio.

Si estás leyendo este artículo, trabajas en la Administración Pública vasca y te interesa conocer las claves en la evaluación de procesos de colaboración público-social, inscríbete a través de este formulario.

Si es la primera vez que tomas parte en una actividad de Bherria, háznoslo saber para poder darte un poco de contexto sobre el programa y sus actividades.

¡Colabora con Bherria en la difusión de esta convocatoria! Si conoces a alguna persona que pueda estar interesada en esta formación, por favor, hazle llegar el enlace.

Formulario de inscripción



    Nunca he participado en Bherria

    datos de contacto

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.